Cosas de Jorge

viernes, 19 de enero de 2018

Buscando respuestas

Hace algún tiempo, en mi post “Aprendiendo a ser rico”, en la sección de comentarios, nos hacia una interesante pregunta ¿Dónde busco preguntas de la vida, que no logro entender?
Amiga Sole, ciertamente la vida tiene muchas incógnitas, que poco a poco, vamos descubriendo como cuando leemos una novela.
La gran diferencia, entre una novela y nuestra vida, consiste en que nuestra vida es una novela única, intransferible e imparable.
Una novela, cuando su autor la escribe, trata el tema que a el le interese, la escribe cuando y donde le apetece a su autor, en cambio, en la novela de nuestra vida curiosamente somos meros actores, donde todo lo que nos rodea interactúa en las páginas de la gran novela que compone nuestra vida.
Ciertamente en la vida, la vida es lo más importante que poseemos, sin vida, todo lo que tenemos en este mundo material, desaparece con ella.
La vida de cada uno de nosotros consiste en una maraña de sentimientos y sensaciones, en la cual afectan todos los personajes que nos rodean.
Especialmente, cuando nos adentramos en el escurridizo mundo de los sentimientos, podríamos escribir ríos de tinta sobre cada uno de ellos.
La vida tiene muchas incógnitas, cierto, pero si nuestra vida fuera un libro escrito, sería muy aburrida.
Pero vallamos al tema de buscar respuestas inconcretas a preguntas no realizadas.
Las preguntas, a las cuales nuestra amiga Sole no encuentra respuesta, son preguntas que no nos ha hecho, aunque nos insinúa que van por el camino de los sentimientos.
Los sentimientos, es difícil analizarlos y encontrar realmente el por qué de ellos, eso entra en el campo de psicología, se pueden tener diversos puntos de vista sobre ellos, dependiendo de la persona que los analice.
Quien mejor deberíamos conocer nuestros propios sentimientos, deberíamos ser nosotros mismos, pero no es tan fácil…
Las personas tenemos sentimientos, estos sentimientos solemos unirlos a acciones y reacciones, en demasiados casos impulsivamente, sin realmente analizar lo que deseamos.
Reaccionamos como cuando accionamos el interruptor de una bombilla, todos esperamos que al accionar el interruptor la bombilla se encienda.
Pero sigamos con el ejemplo de la bombilla, y os pregunto yo…
¿Cada vez que accionemos interruptor la bombilla se encenderá?
La respuesta lógica y normal es afirmativa, por lo cual podemos decir “cada vez que accionemos el interruptor la bombilla esta se encenderá” pero resulta que también pueden darse otros casos…
¿Se encenderá la bombilla si esta floja?
¿Se encenderá la bombilla si esta se nos funde?
¿Se puede estropear el interruptor?
¿Y si no tenemos electricidad para poder encender la bombilla?
Pues igual que un simple circuito eléctrico, tan simple como el de la bombilla, los sentimientos, lo mismo, solo que los sentimientos son mucho más complejos y tienen multitud de factores que les afectan.
Entonces ¿cómo podemos buscar respuestas en el amplio campo de nuestros sentimientos?
Encontrar las respuestas no suele ser sencillo, aunque veo varias vías para buscar soluciones.
La que más me gusta personalmente, es analizar mi sentimiento, o el de esa persona que me afecta, intentar comprenderlo y acto seguido, pensar que acciones debo hacer para eliminarlo o potenciarlo.
Personas más inseguras y dependientes que yo, (aunque en alguna ocasión también he pedido yo alguna opinión) la solución es comentar el tema con alguien de su confianza y pedir la opinión.
En otras ocasiones, cuando andemos tan perdidos que no sepamos que hacer, también podemos acudir a la ayuda profesional, que desde luego son los que mas saben.

Barritas de orégano con queso fresco y mermelada


La idea de realizar esta receta proviene de la web Cookpad, donde Isa nos muestra su “Pintxo de mi tierra”, en el cual combina queso de cabra, alcachofas y mermelada de tomate, receta la cual he adulterado, adaptándola a los ingredientes que tenía en casa, como gustó tanto a Silvia (mi mujer) pocos días realice unos pinchos similares.

Receta original:
Mi versión anterior:


Ingredientes (4 pinchos):

4 barritas de orégano (especie de galletas con sabor a orégano)
Queso fresco salado
Mermelada de albaricoque
Orégano

Preparación:

En esta ocasión utilicé las barritas de orégano sin partirlas por la mitad, aunque es más cómodo para comerlas partirlas en dos mitades, pero así se diferenciaba un poco más de la versión anterior que estaba muy reciente.

Sobre cada barrita colocamos dos cucharaditas de postre de mermelada.

Sobre la mermelada colocamos una lonchita de queso fresco saladito.

Espolvoreamos con orégano.

Solo resta colocar nuestro aperitivo en una bandejita y servir.

jueves, 18 de enero de 2018

Civilización de Thule


No hace mucho os escribí sobe una sociedad conocida como Thule, la cual  que fue la semilla del nazismo, “Sociedad Thule”, en esta ocasión quiero escribiros sobre la civilización y la isla que dio nombre a la semilla del holocausto nazi.
Los nazis creyendo que Thule era de donde procedía la raza aria, buscaron Thule por todos los recovecos que posee nuestro mundo.
Realmente la palabra griega Thule o Tile es un término clásico que se refiere a un lugar, generalmente una isla situada al norte, quizás en Escandinavia.
Piteas, geógrafo y explorador griego, en el siglo IV antes de Cristo, fue el primero en mencionar a Thule, afirmando que consistía en un país localizado al norte de Gran Bretaña, país en el cual es Sol jamás se ponía.
Según la mitología griega, Thule fue la capital de Hiperbórea, un reino de Dioses.
Procopio de Cesarea, afirmaba que Thule era una gran isla habitada por 25 tribus (probablemente la actual  Escandinavia).
También se ha especulado con la posibilidad de alguna conexión entre Thule y la Atlántida.
Según unos estudios realizados en el año 2007, por la Universidad Técnica de Berlín (TUB), sobre un mapa de Claudio Ptolomeo, parece ser que una isla llamada Smola, sede de la realeza trivial en el siglo I, podría ser Thule.
Otros historiadores piensan en otros lugares, tales como las islas Shetland, las Feroe, Islandia o Groenlandia.
En la Edad Media en ocasiones Islandia era llamada Thule.
Thule actualmente es una base polar situada en Groenlandia.
Knud Rasmussen en el año 1910 fundó esta base.
En el año 1953, esta base polar se convirtió en la base aérea de Thule, operada por los Estados Unidos.
Algunos cuentan que Thule explicaría el origen de la humanidad y habría poseído una antigua civilización.
Antes de que los comunistas chinos invadieran el Tibet, algunos afirman que en los templos, se guardaban por los monjes celosamente unos manuscritos, que destruyeron los comunistas los cuales nos contaban las memorias de esa antigua civilización, una civilización que actualmente es desconocida por los señores que gobiernan el mundo.
Según se cuenta en estos textos arios hindos, se contaba que el continente Ártico, poseía un clima templado y una naturaleza generosa.
Estas tierras eran habitadas por una civilización superior, formada por los arios originales y unos seres superiores venidos de otros mundos
Los habitantes de Thule se denominaban ariyas que significa nacido dos veces, noble, o iluminado.
Estos seres vivían aislados del resto del mundo por el océano Boreal.
Ocurrieron ciertos cataclismos planetarios que convirtió toda esta zona en fría e inhóspita, los que obligo a los ariyas a emigrar hacia el sur.
La gran cantidad de fauna congelada en las islas árticas, así como yacimientos de carbón es la prueba de que lo que actualmente está cubierto de hielo, antiguamente era perfectamente habitable.


Congrio en salsa


Hoy entra un ingrediente nuevo en mi cocina, el congrio.
A pesar de ser amante de la carne, en esta ocasión al ver en el supermercado ese bicho con aspecto de serpiente, me encapriche de probar su sabor y opté por cocinar un trozo y el resto congelarlo para futuras recetas.

Ingredientes (2 personas):

1 trozo de congrio de uno 25 cm de longitud
½ cebolla
1 pimiento pequeño
2 tomates
2 ajos
1 vaso de vino blanco
Harina
Mix de hierbas olorosas
Sal

Preparación:

Comenzamos por abrir en dos el trozo de congrio y retirarle la espina central.
Salamos el congrio, lo pasamos por harina, lo freímos en abundante aceite y lo reservamos.

Cortamos en juliana, la cebolla y el pimiento.

En una sartén amplia colocamos un generoso chorrito del aceite utilizado para freír el congrio (previamente colado) y freímos la cebolla, el pimiento y los ajos anteriormente pelados y fileteados.

Cuando las verduras comiencen a estar tiernas, añadimos los tomates troceados y los dejamos freírse junto al resto de las verduras.

Cuando la salsa esté casi lista, añadimos el congrio que ya tenemos frito, espolvoreamos hierbas olorosas sobre los filetes de congrio y dejamos mezclar sabores unos 10 minutos a fuego bajo.

Servir y comer caliente.

miércoles, 17 de enero de 2018

Filete de dorada con robellones y semillas


Aunque la dorada es un pescado con demasiadas espinas, también hay que reconocer que tiene un agradable sabor y además un precio muy aceptable.
En esta ocasión he optado por cocinar la dorada en forma de filetes con unos robellones (níscalos) de lata.

Ingredientes (2 personas):

1 dorada grandecita (podemos pedirá nuestro pescadero que nos la filetee)
1 lata de robellones
1 naranja
1 vaso de vino blanco
1 puñadito de semillas peladas (girasol, calabaza y piñones)
Aceite de oliva
Pimienta
Sal

Preparación:

Personalmente, las pocas veces que compro pescado, prefiero que el pescadero me lo deje tal cual, que así tengo más opciones de prepararlo si cambio de receta a última hora, es este caso solo le pedí que me quitara las escamas.

En casa, cuando decidí como quería cocinar la dorada deseche la cabeza y su raspa, utilizando sus dos filetes con su piel.

Como la dorada tiene bastantes espinas, antes de cocinarla, es interesante quitarle todas sus espinas, os podéis ayudar con unas pinzas similares a las de las cejas.

Aceitamos las bandejas donde serviremos con aceite de oliva.

Comenzamos por cortar la naranja a rodajas y colocar dos rodajas en el fondo de cada bandejita donde serviremos la dorada de forma individual.

Sobre la naranja colocamos un filete de dorada, salpimentamos y colocamos tocando con la piel la naranja.

Escurrimos los robellones y troceamos estos si son enteros, los repartimos entre ambos filetes, rociamos con el vino, añadimos las semillas, colocamos a partir de horno frío unos 10 minutos con calor abajo a unos 160º y gratinamos unos 10 o 15 minutos.

Servir caliente en las bandejas que hemos utilizado para hornear.

martes, 16 de enero de 2018

Calabaza rellena de salsa Boloñesa


En esta ocasión os traigo una receta riquísima y rápida de preparar, se trata de una calabaza de maceta que como veis en la foto era pequeñita, pero fue perfecta para preparar dos platos como el de la foto.

Ingredientes (2 personas):

1 calabaza pequeña cocida
2 manzanas rebozadas
Salsa boloñesa
3 quesitos en porciones
Orégano

Receta de salsa Boloñesa:

Preparación:

Sacamos el día de antes la salsa Boloñesa del congelador, sobrante de otro día (también podéis comprar hecha en el supermercado, aunque no es lo mismo).

Partimos con la calabaza ya cocida, pues aproveche un día que cocí verduras al vapor, para cocer también la calabaza para futuras recetas, como es hoy el caso.

Solo resta abrir la calabaza longitudinalmente, quitarle las pocas semillas que tenía y con ayuda de un saca bolas o una cuchara pequeña vaciarla con cuidado de no romper su piel.

Mezclamos el contenido de la tarrina de salsa Boloñesa casera (cuando hago salsa Boloñesa hago en cantidad y la guardo en tarrinas), con la carne de calabaza que hemos sacado de su piel y la repartimos entre ambas pieles de calabaza.

Las manzanas rebozadas también eran sobrantes de otro día.

Las manzanas rebozadas se realizan pelando la manzana y cortándola a gajos (o como gustéis) y se pasa por harina, huevo y se fríe en abundante aceite.

lunes, 15 de enero de 2018

Flan de sobre relleno de palosanto


Hacía tiempo que no realizaba flanes de sobre, generalmente los hago con huevos, pero en esta ocasión he aprovechado para gastar un sobre de flan que tenía perdido por la cocina.

Como hacer un flan de sobre es aburrido, he querido sorprender en la mesa escondiendo en su interior medio caqui (palosanto).

Ingredientes (4 personas):

1 sobre de preparado para realizar flan
2 palosantos (caquis)
½ litro de leche
8 cucharadas soperas de azúcar
4 bombones (para decorar)

Preparación:

Preparamos en flan según las instrucciones del fabricante.

Generalmente se ha de colocar la leche en una cazuela, reservando medio vasito para disolver el contenido del sobre.

Cuando suba la leche, añadimos la leche con el sobre disuelto, cuatro cucharadas soperas de azúcar  y esperamos que entre en ebullición o suba la leche removiendo con las varillas constantemente.

Colocamos en el fondo de cuatro copas, medio palosanto sin piel en cada una de ellas.

Repartimos el contenido de la cazuela entre las cuatro copas.

Dejamos cuajar, colocamos una cucharada sopera de azúcar en el centro de cada copa y quémanos el azúcar con el soplete de cocina.

En caso de no tener soplete de cocina podéis sustituir la cucharada de azúcar, por caramelo líquido.

Se decora con un bombón cada copa y se guarda en el frigorífico hasta el momento de servir.